Cobrar en especie ¿si o no?

Seguro que en alguna ocasión te has encontrado con la situación de un cliente que contrata tus servicios y te ofrece a cambio cobrar en especie. La decisión de aceptar o no es solo tuya, pero deberías de tener varias consideraciones, por ejemplo ¿vale la pena cobrar por eso? Depende.

Es tu tiempo y sin dinero no se paga la comida, luz, agua, coche, etc. pero… aseguras un cliente potencial. Sobre todo, si no te ha tocado el gordo de navidad. 😉

Pagar en especie

Pagar en especie siempre hace un poco de relación con el trabajo más antiguo de la humanidad, pero no es este el caso. Hay muchas posibilidades que ocurra y si no es tu caso, te faltarán pocas visitas para encontrarte con esa oferta.

Esos trabajos o encargos que te solicitan pueden ser muy básicos o esenciales y que únicamente desconocen por que jamás han necesitado esas herramientas o por querer delegar ese trabajo a un segundo (una actitud de un buen jefe).

También se ven empujados por el auge de las ventas online que siguen creciendo y que cada vez cogen más protagonismo a la hora de comprar. Por supuesto, no quieren ser menos que los demás y quieren aprovechar todas las opciones para sacar el máximo rendimiento. Aquí me pregunto ¿llegarán a sustituir algún día la compra común de la tienda física? El coste del alquiler de un local no se asemeja lo más mínimo al “alquiler” de una web comercial (web, tienda, blog, redes sociales, etc.).

Primer plato asiático

Algunos ejemplos sencillos en este caso pueden ser:

  • Cuentas de email
  • Registro de negocios en webs de consumo (ElTenedor).
  • Registro de negocios en mapas online (Google Maps).
  • Registro de negocios en webs de consulta (TripAdvisor).
  • Algún tipo de soporte muy en concreto.
  • Asesoramiento específico.
  • Etc.

Otros ejemplos de los que puedes cobrar en especie parte de ello:

  • Registros y gestión de dominios.
  • Creación y mantenimiento de hosting.
  • Creación y mantenimiento de plataformas WordPress.
  • Formación en redes sociales.
  • Formación WordPress.

Todos estos servicios los he realizado en muchas ocasiones, de esa forma, cobrando en especie. En ningún caso admito como obligación cobrar así en todos o en la mayoría de casos, has de saber conocer la empresa o negocio que quiere contratarte, también sus expectativas de crecimiento y si han considerado continuar contigo gracias a tu desempeño. Esto último, es lo más importante.

También he de decir que no todas las empresas o negocios “juegan limpio“. Es por esa razón, la importancia de saber ver y conocer a quien quiere contratar tus servicios y a cambio de qué.

Segundo plato asiático

Cobrar en especie

Yo he tenido la oportunidad de trabajar para un restaurante, el cuál me solicitaba el registro de su negocio en Google Maps (Google Business) junto con la verificación documental y creación de una cuenta profesional de correo electrónico de Gmail.

Esto, junto con la premisa para 2015 de iniciar nuevos proyectos conmigo desde 0, me abre un abanico de servicios, proyectos y posibles suscripciones mensuales muy beneficiosas. Todo esto a cambio de cobrar en especie únicamente estas primeras tareas o servicios. ¿No es interesante y una gran oportunidad?

Las imágenes que concurren en el artículo, son algunos pocos platos de los que pudimos disfrutar hasta no poder más. Estos estaban fuera de carta, sus ingredientes son atípicos a lo que normalmente nos podemos encontrar en este tipo de restaurantes.

Por otra parte y para finalizar si cobrar en especie o no, como decía algunos párrafos más arriba, no siempre es así. Por eso la importancia de investigar un poco sobre esa empresa o negocio, antes de que tu tiempo pagado en especie se convierta en una estafa simple y a muy pequeña escala que afectará a tu actitud y negocio.

¿Que opináis?¿Habéis tenido oportunidad de cobrar en especie? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *